Abriendo obturador: Fiesta del Títere y la imagen

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Sonia Teresa Almaguer (Fotógrafa)

A caballo anduvo el titiritero/Andando anduvo andando./A cuesta lleva siempre su mochila/sus recuerdos, su retablo/sus muñecos no faltaron/como siempre representando./A todo lo vivido, lo querido,/lo sufrido y lo callado./A caballo anduvo el titiritero/Andando anduvo andando/A caballo anduvo el titiritero./Como siempre titiriteando.

Emilio Vizcaíno

Justo cuando se entonaba el himno de los Titiriteros llegué al Guiñol de Holguín. Fue para mí un signo de buena suerte: todos cantaban a voz en cuello esta sencilla pero emotiva canción, que encarna la estirpe de los actores y actrices que deciden asumir, para siempre, ese rol de caballeros andantes.

Bajo este espíritu errante y festivo, la ciudad de los parques se vistió de gala para recibir a sus invitados, diez grupos de teatro que hicieron – durante cinco días – el ambicioso programa de la Sexta Fiesta del Títere, evento que fundara el importante actor y director de teatro para niños Miguel Santiesteban, a quien el destino le jugara una mala pasada llevándoselo muy joven, pero que según sus colegas (y en particular como reza en el texto de la obra Titiritero representada por Teatro del Puerto) “dicen que el muy pillo hizo un hechizo de invisibilidad y que solo los niños oyen su risa, que vive entre telones y muñecos de su teatro, o tal vez convertido en un muñeco como los de sus sueños, con una sonrisa enorme pintada en la cara”. Así prefieren los titiriteros recordar la obra y la vida de este gran hombre a quien el evento rinde homenaje.

English…

Un pequeño equipo del Guiñol de Holguín tuvo a su cargo organizar un extenso recorrido por varios municipios; concentrados en llegar fundamentalmente a plazas, parques, barrios, escuelas, hospitales infantiles y hogares de niños sin amparo familiar. Con sus retablos y muñecos, niños y adultos disfrutaron de las actuaciones de grupos insignes del teatro infantil en Cuba tales como el Teatro Nacional de Guiñol, el Guiñol de Guantánamo, y sin duda alguna el anfitrión de la fiesta, el Guiñol de Holguín. Otros invitados como el grupo colombiano Croché Títeres, vinieron desde muy lejos y a la par de sus colegas cubanos, trabajaron bajo el intenso calor oriental del mes de junio.

Observé cada función a través del lente de mi cámara, desde el cual he descubierto un teatro diferente. Sin dejar de seguir las historias y peripecias de actores y títeres, puedo construirme mi propio escenario, siempre ajeno al real, no importan las condiciones agrestes, el poco espacio que nos queda a los fotógrafos para buscar los mejores ángulos, las intensas luces o la ausencia casi total de ella, que me obligan a experimentar y articular en tiempo record, todas las herramientas que esta tecnología ofrece. Ubicarme y compensar parámetros es solo la primera parte del proceso. La fascinación llega a la hora del revelado y descubrir imágenes fantásticas, y solo yo saber de aquellas esquinas y muros que tuve que trepar para lograrlas, en la cantidad de veces que tuve que sortear las cabezas de los espectadores, en este caso, de muchos niños inquietos, locos por interactuar con los muñecos.

Todavía me sorprende descubrir en las imágenes, las expresiones y los gestos que pueden adoptar los actores y hasta los mismos títeres, si bien no siempre la factura de los muñecos es la más adecuada, ya sea por carencias de recursos o falta de pericia en su construcción, la manipulación y la propia historia que encarnan, salvan el espectáculo titiritesco. La voluntad de estos actores, es admirable. Saben lidiar con un público diverso, y a veces, para sorpresa nuestra, con niños que habitan en comunidades a donde nunca había llegado un grupo de títeres.Nada es obstáculo para los titiriteros, pueden faltar todos los recursos del mundo que ellos, como dice su propio himno, cargan con retablos y muñecos que no necesitan más que ser armados. El resultado no es otro que el esperado: risas, canciones, cuentos, juegos y aplausos, muchos aplausos. Muñecos y titiriteros no necesitan más para sentirse alegres y animados a continuar su camino.

Anuncios

2 comentarios en “Abriendo obturador: Fiesta del Títere y la imagen

  1. Hola colega y amante del tan complejo arte de reprecentar historias con títeres. Muy hermoso su comentario. Pero…
    !Que lástima que el nómbre de otros grupos que participaron en el evento no se den a conoser al público lector. ¿Solo los grupos relevantes han de ser nombrados y valorados?
    Saludos de uno de los partísipes de tan hermoso evento. NEÓN TEATRO le saluda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s