Noticias del Lente en taller

_DSC0268 (Small)

Por Norge Espinosa Mendoza

Esto es lo que sucede siempre con el mejor teatro. Cuando lo acompaña y lo arropa una mirada precisa, un buen gusto que se hace visible hasta en el más mínimo detalle, el espectáculo se convierte en un regalo para los ojos y la memoria. Eso lo sabe Julio César García, y por eso ha acudido en tantas ocasiones a robarse fragmentos de El irrepresentable paseo de Buster Keaton y de Los dos príncipes, dos de las recientes cartas de triunfo del Teatro de las Estaciones. Si en la primera el texto lorquiano funciona como impulso surrealista para que Iván García y María Laura Germán confirmen la esencia lúdica y poética del granadino, en el segundo el poema martiano genera un conjunto de luces y sombras que nos deja ver esa página tan conocida mediante una nueva atmósfera. A 22 años de su fundación, Rubén Darío Salazar y Zenén Calero siguen imaginando a este colectivo como una galería infinita, como una provocación que piensa en el espectador adulto e infantil sin subestimar la inteligencia de unos y otros. La vanguardia en rosa, blanco, negro y gris se impone en Buster Keaton. Los tonos ocres, los haces de luz y sombra, se mezclan con el verbo del Apóstol. Julio César nos lo revela todo con la mirada del niño y el adulto, el espectador comprometido que es desde su lente. Y así nos regala un álbum que perdurará a lo largo de las cuatro estaciones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s