Noticias del Lente en taller

Historias de ayer, historia de hoy

Por: Yoimel González Hernández

_DSC1091 (Small)

El colectivo argentino, Compañía Teatral de Fernan Cardama, ha sido uno de los colectivos extranjeros asiduos al Taller Internacional de Títeres de Matanzas. Antes habían presentado, con excelente acogida de público y crítica los espectáculos La vuelta al mundo en ochenta días e Historias de media suela. En esta 12 edición del Taller se presentan con Sopa de estrellas, dirigida y actuada por Fernan Cardama y basada en hechos reales.

El niño Blas y su perro Chispa recorren la ciudad recogiendo cartones para sobrevivir. En ese mundo de cajas y de cartones, abundan la lucha cotidiana por la sobrevivencia, la soledad humana y la fragilidad del mundo infantil. “Una terrible noche de inundación” provoca la solidaridad humana, el encuentro del mundo de “descartables” que merodean y viven alrededor de un parque.Todo esto ocurre con una economía de recursos, la síntesis en el diseño de las figuras animadas, el uso de materiales reciclados y el poco colorido en la construcción de las mismas, y la construcción de un lenguaje verbal sui generis, construido por onomatopeyas, frases cortas y el apoyo entre gesticulación y palabras como estrategias para la actuación.

Uno de los mejores aciertos del espectáculo es la coherencia entre el discurso de la obra y la técnica empleada para la construcción de las figuras. La reivindicación de un mundo de desechos humanos en este mundo globalizado y que excluye a individuos por su condición económica o de otra índole, se conecta perfectamente con el diseño, sencillo, sintético y sugerente. Un mundo descartable transparentado en un teatro artesanal, de desechos y trozos de vida.

Quizás faltaría por trabajar una manera más orgánica y fluida de armonizar las diferentes proporciones en que aparecen los mismos objetos-personajes en algunos momentos del espectáculo. Los momentos en que aparecen en una dimensión más pequeña, muchas veces no se conectan coherentemente con los bloques posteriores donde los objetos aparecen de mayor tamaño.

Sin embargo, nada de esto conspira contra la sabiduría y la ternura con que Fernan Cardama se hace dueño de la escena, inspirando a la empatía del espectador, a la búsqueda de la magia del teatro como denuncia y profecía de un mundo de desechos que se convierten en arte. La mesa compartida con el único plato posible, la sopa de estrellas húmedas por la inundación, se convierte en metáfora de la cena de una humanidad hambrienta de compañía y ternura, de arte y pasión, de pan y teatro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s