Abriendo obturador: De una Banda Súper Clown

_DSC0388

Por Dunielys Díaz Hernández

Antes del estreno en Matanzas de Súper Banda Clown por Teatro Tuyo en la Sala Pepe Camejo, ya su director Ernesto Parra había comentado que era el espectáculo más complejo en la historia de la agrupación.

Lo precedía además el Gran Premio en el Festival Aquelarre del que todavía se hacían ecos los medios de comunicación; sin embargo, ninguna de estas señales logró realmente vaticinar la realidad del virtuosismo.

Ernesto Parra asegura que Teatro Tuyo siempre va por más y es totalmente cierto. “Súper Banda Clown es un paso en el crecimiento propio, implica rigor técnico actoral, siete actores en escena complejiza además nuestra modalidad.  Toda la música se hace en vivo y nadie poseía antes ningún conocimiento musical. Para el montaje de la pieza recibimos entrenamiento durante varios meses con profesores de canto e instrumentistas, queríamos que existiera dominio real en la ejecución de cada instrumento”.

Desde la actuación, en la que no se descuida ni el más mínimo elemento clownesco, hasta la limpieza con la que se llega a interpretar el Chan Chan, articulan de forma exquisita una historia que deja ver las diferentes maneras en que reaccionamos ante el poder.

“Súper Banda Clown es lo que le ocurre a una orquesta de cámara que espera por su director para comenzar el concierto, pero el director no llega y envía la batuta. Se desencadena así uno de los temas de la obra que es la imposición de criterios, además del respeto a la diversidad y la conservación del patrimonio musical entre otros tópicos.”

“De alguna manera una orquesta es el reflejo de una sociedad. Existen diferentes instrumentos con sonoridades distintas, de hecho con partituras y afinaciones distintas, en cambio suenan de manera armónica. Y eso es una sociedad, personas diferentes en cuanto a raza, credo, política, pero también de modo armónico podemos convivir.”

Sin apenas decir palabras, mediante el discurso extra verbal, se confirma que para hacer reír no existen trillos sino caminos que se exploran y lo asegura un público que no dejó de aclamar ¡Bravo! ante el ingenio.

Al finalizar, Ernesto Parra recibió la distinción Teatro de Las Estaciones otorgada a muy pocos en el universo teatral y ante la lluvia de elogios se le escuchó decir simplemente: “si no he hecho nada extraordinario, no he bajado la Luna”. Súper Banda Clown y su respuesta, son la prueba genuina de que las grandes cosas, suelen manifestarse de la forma más sencilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s